• Hostalizas
  • Quesos
  • Trufa
  • Carnes
  • Vinos
  • Turrones
  • Aceite
  • pescado

Territorio

La costa

La provincia de Castellón abarca el territorio más al norte de la Comunidad Valenciana, a lo largo de la cual se extiende un litoral de 120 kilómetros de estupendas playas y hermosas calas.

La Costa de Azahar suscita infinidad de sensaciones a quien la visita; desde el aroma puro del frutal al que debe su nombre hasta la agradable frescura de la brisa marina, el tacto suave de las interminables y cálidas playas de arena fina o la belleza de las agrestes calas que se bañan en las tranquilas aguas del mar Mediterráneo.

En nuestra estancia en Castellón podemos elegir entre cualquier tipo de playa, pero siempre con la seguridad de que éstas contarán con unas aguas de gran calidad y con multitud de servicios para poder gozar de un buen día bajo el sol.

Muchas de las playas de la provincia de Castellón cuentan con la Bandera Azul que otorga la Fundación para la Educación Ambiental de Europa a aquellas que se distinguen por la calidad de sus aguas y sus servicios. Además otras de ellas poseen los certificados de calidad “Q” otorgado por el ICTE, el ISO 9001, o el de calidad medioambiental ISO 14001.

Foto aerea playa heliopolis, Benicassim

Las amplias playas o las recónditas calas de la provincia de Castellón poseen, en su inmensa mayoría, fondos de arena que hacen que el baño en las cálidas aguas del Mediterráneo sea más agradable y seguro. Además en la oferta de playas de Castellón podemos encontrar lugares donde los naranjos o los pinos perfuman nuestra estancia en la arena, formando así espacios únicos en los que la riqueza natural nos hará disfrutar aún más de un merecido descanso. Castellón posee dos parques naturales que conservan espacios litorales vírgenes: el Parque Natural de la Sierra de Irta, que entre otros, forman los municipios costeros de Peñíscola y Alcalà de Xivert – Alcossebre, y el Parque Natural del Prat de Cabanes – Torreblanca, constituido íntegramente por espacios de estos municipios. En ellos podremos descubrir la costa y el mar en estado puro y descubrir verdaderos tesoros medioambientales, como también los podemos disfrutar en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares, en los términos municipales de Almassora y Burriana.

Torreblanca_Prat-de-Cabanes

Además de estos espacios naturales, Castellón posee el Parque Natural y Reserva Marina de las Islas Columbretes, formada por una serie de islotes volcánicos que, a poca distancia de la costa, ofrecen espacios singulares por su espectacularidad y son un punto de cita obligado para los aficionados al submarinismo, puesto que, por el carácter volcánico de las islas, poseen una excelente visibilidad bajo del agua.

Vinaròs, Benicarló, Peñíscola, Alcalà de Xivert – Alcossebre, Torreblanca, Cabanes, Oropesa del Mar, Benicàssim, Castellón de la Plana, Almassora, Burriana, Nules, Moncofa, Xilxes, la Llosa y Almenara, son los dieciséis municipios que de norte a sur tienen línea de costa en Castellón y entre todos conforman una extraordinaria oferta de playas en la que el viajero podrá elegir entre la animación o el relax, entre lugares recónditos o playas urbanas, entre disfrutar del sol o practicar deportes acuáticos, pero siempre con la seguridad que encontrarás aquello que andabas buscando para disfrutar del merecido descanso o de días de diversión junto al Mediterráneo.

 

Atardecer, Peñíscola

El Interior

Castellón Interior es sinónimo de naturaleza, de patrimonio histórico-artístico, de gastronomía, de fiestas, de tradición, de alojamientos donde te sentirás mejor que en casa… ven y descúbrelo.

Conocer el interior de Castellón significa descubrir unas tierras enormemente atractivas, tanto por su agreste geografía, como por la singularidad de sus tradiciones y cultura. Castellón es, pese a ser costera, la segunda provincia más montañosa de España y en ella se encuentra el Pico del Penyagolosa, que con una altura de 1.813 metros, es el techo de la Comunidad Valenciana.

El atractivo de las tierras castellonenses del interior merece una mención especial. Su clima, que varía según la altitud, haciéndose más recio hacia las zonas altas del interior, es en general un ambiente seco y agradable que viene acompañado de una vegetación y arbolado espléndidos donde respirar aire puro y disfrutar de la naturaleza.

Río Veo, Alcudia de Veo

En la zona norte de la provincia está la comarca de Els Ports, cuya capital es Morella, ciudad turística por excelencia, dotada de innumerables monumentos, testigos de su intensa e importante actividad histórica. Tienen Morella y sus alrededores una amplia oferta de restaurantes, hoteles y viviendas de turismo rural, casas antiguas que se han rehabilitado y donde se puede disfrutar de una magnífica estancia.

Vista panorámica, Morella

La Tinença de Benifassà, comarca de gran riqueza paisajística es reconocida como una de las mejores zonas para el turismo activo. La mayor parte de esta zona se encuentra dentro de la Reserva Nacional de la Cabra Hispánica de los Puertos de Beceite, por lo que no es difícil en nuestro recorrido encontrarnos con buenos ejemplares de este hermoso animal.

El Maestrazgo cuya capital es Sant Mateu, ciudad de notable monumentalidad, se extiende hasta el macizo del Penyagolosa, vigía de esta comarca donde el turismo de salud tiene sus dos máximos exponentes en Catí (balneario de l’Avellà) y Benassal (balneario de la Font en Segures).

Las comarcas de la Plana Alta y la Plana Baixa poseen en municipios de su interior como Vilafamés, Vila-real, u Onda una dilatada historia y un patrimonio artístico digno de una visita detallada.

Playa Alcossebre

Contigua a esta comarca se encuentra la de l’Alcalatén con interesantes municipios como l’Alcora sede del Museo de Cerámica que recoge la amplia tradición del lugar, tanto de la Real Fábrica del Conde de Aranda (ss. XVIII y XIX) y cerámica contemporánea o Lucena lugar con excelentes fuentes muy apreciadas por los veraneantes.

Ya en la comarca del Alto Mijares, los amenos paisajes de Cirat, su capital, abren las puertas a Montanejos, cuna del turismo de esta comarca donde las cristalinas aguas del río Mijares son aptas para el baño. Dispone Montanejos de un moderno balneario de reciente creación.

Playa Alcossebre

La Sierra de Espadán, declarada Parque Natural, nutre de aguas al río subterráneo San José de la Vall d’Uixó, constituyendo el río subterráneo navegable más largo de Europa, cuyas modernas instalaciones reciben a muchos visitantes durante todo el año, que pueden disfrutar del recorrido en barca por el interior de las Grutas.

Mirando La Plana, cuando la Sierra de Espadán ve el mar, está Villavieja, importante por sus ricas aguas termales y sus balnearios.

El recorrido del río Palancia que da nombre a la comarca, el Alto Palancia, deja a su paso innumerables manantiales y fuentes. El primer manantial, cercano al nacimiento del río, es el de los Cloticos en Bejís, población que también guarda un interesante acueducto romano.

Viver, Jérica, Altura, con un importante legado patrimonial y bellos parajes son también importantes municipios turísticos de la zona que ven transcurrir el Palancia hasta llegar a Navajas, cuna del turismo de interior en nuestra provincia y lugar elegido para veraneo durante siglos por su gran número de manantiales y calidad de sus aguas. Siguiendo el cauce del Palancia encontraremos Segorbe, capital de la comarca y sede episcopal que cuenta con numerosos atractivos, tanto artísticos como naturales.

El Palancia abandona la provincia pasando por Sot de Ferrer, pueblo de bella estampa con una subida al calvario muy característica de la zona.

Castellón invita permanentemente a descubrir sus parajes y sentirse en contacto con la naturaleza, dos privilegios propios del interior de Castellón. Visitar sus pueblos supone realizar un recorrido por su historia, disfrutar de verdaderos museos naturales, contemplar la belleza de sus palacios, casonas, iglesias, murallas y torreones, con obras de arte únicas que abarcan desde restos arqueológicos íberos y romanos, pasando por retablos góticos, hasta llegar al más reciente arte contemporáneo excepcionalmente representado en el Museo de Vilafamés.

Ermita de Sant Pau, Albocàsser

Un aspecto muy importante de los municipios del interior de Castellón son sus fiestas que guardan señas de identidad propias, siendo las mismas otro de sus múltiples atractivos. Con las tradicionales fiestas propias de cada localidad existen otras actividades lúdicas de asombroso interés como la Semana de Música y el Mercado Medieval de Morella, el Ciclo Internacional de Conciertos Ciudad de Navajas, el Festival Coral de Música Valenciana de Segorbe o la representación del Cisma de Occidente en Sant Mateu.

Castellón, además, dispone de una amplia red de senderos que permiten al visitante integrarse en la naturaleza acercándole a lugares a los que es imposible acceder de otro modo. La práctica de múltiples actividades deportivas y de aventura tales como: escalada, parapente, descenso de barrancos, recorridos a caballo, bicicleta de montaña, espeleología, orientación, etc., permiten al viajero disfrutar de su actividad preferida adentrándose se en parajes espectaculares, donde espesos bosques, paisajes mediterráneos y agrestes montañas ofrecerán todo su esplendor y en los que podrá encontrar buenas fuentes de agua fresca donde saciar su sed.

Ares del Maestre

Todo este rico bagaje se encuentra adobado por una gastronomía excepcional, rica y variada propia de la tierra, elaborada con productos naturales.

Las tierras del interior castellonense, son tierras variopintas con atractivos más que suficientes para ser conocidas de manera tranquila. En ellas podemos contemplar tanto los grandes atractivos naturales que ofrecen, como los muchos municipios que no se han citado aquí y en los que el viajero descubrirá un gran legado cultural junto a usos y costumbres que perviven al paso del tiempo haciendo de estas tierras lugar idóneo para pasar unas vacaciones diferentes en contacto con el mundo rural muchas veces intacto.

 

2